Uso de cigarrillos electrónicos: por qué está afectando a los niños.

Según la División de Estudios de Salud Pública de Delaware, el uso de cigarrillos electrónicos entre los adultos de Delaware ronda el 4 por ciento. Pero entre los estudiantes de secundaria de Delaware, está aumentando a un ritmo alarmante. El porcentaje de estudiantes de secundaria que actualmente usan cigarrillos electrónicos aumentó al 23.5 por ciento en 2015.


Además, en 2015, el 40.5 por ciento de los estudiantes de secundaria de Delaware dijo haber utilizado un producto electrónico para fumar, con o sin nicotina. Entre los que lo habían utilizado, el 62 por ciento dijo que en algún momento había probado o fumado cigarrillos comunes. Y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) confirman que hoy más que nunca las empresas tabacaleras tienen como objetivo a los jóvenes que usan cigarrillos electrónicos, con gastos en publicidad nacional de cigarrillos electrónicos en aumento de 6.4 millones a 115 millones de dólares entre 2011 y 2014. Además de tentar a los jóvenes con productos con sabor a caramelo, también utilizan técnicas de comercialización que se usaron para promocionar cigarrillos comunes: temáticas populares entre los jóvenes, como la rebelión y la independencia, el glamur y el sexo, aprobación de celebridades y patrocinio de música y deportes.

Hasta hace poco tiempo, no había una reglamentación federal sobre los cigarrillos electrónicos y todos los accesorios relacionados. Si sus hijos están usando cigarrillos electrónicos o están considerando hacerlo, necesita la mayor información posible para disuadirlos: desde los químicos e ingredientes que realmente se encuentran en los sabores líquidos y vapores del cigarrillo electrónico hasta hablar abierta y honestamente sobre los peligros (conocidos y desconocidos) del uso de cigarrillos electrónicos.

En 2014, Delaware prohibió la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad, y en 2015, la Ley del Aire Limpio en Interiores de Delaware se amplió para incluir la prohibición del uso de cigarrillos electrónicos y otros dispositivos electrónicos para fumar en los lugares de trabajo y espacios públicos cerrados. Delaware ha lanzado una campaña multimedia con el objetivo de evitar que los niños se conviertan en conejillos de indias de los cigarrillos electrónicos. Lo que aprenda aquí podrá ayudarlo a comprender la tentación de su hijo de usar cigarrillos electrónicos y cómo abordarla.


¿Qué hay en los cigarrillos electrónicos?

Según la Asociación Americana del Pulmón, hay más de 7,700 sabores de cigarrillos electrónicos en el mercado. Si bien la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) ha anunciado recientemente que regulará los cigarrillos electrónicos, no hay ningún requisito actual sobre la divulgación de los ingredientes, las etiquetas de advertencia ni las restricciones al acceso de los jóvenes. Nadie sabe con seguridad qué hay en los cigarrillos electrónicos, pero un estudio de 2014 confirmó que muchos contienen nicotina, una sustancia adictiva que, según se ha demostrado, impacta negativamente en el desarrollo de los cerebros de los adolescentes. Específicamente, la nicotina puede interrumpir la formación de los circuitos cerebrales que controlan la atención, el aprendizaje y la susceptibilidad a la adicción.

Estudios también revelaron químicos tóxicos en los vapores de los cigarrillos electrónicos, que incluyen:

  • Acetoína
  • Aluminio
  • Arsénico
  • Benzaldehído
  • Cadmio
  • Cobre
  • Diacetilo

Los líquidos de los cigarrillos electrónicos pueden intoxicar.

En abril de 2014, un estudio de los CDC registró un aumento drástico de llamadas a centros de intoxicación relacionadas con los cigarrillos electrónicos. Desde septiembre de 2010 hasta febrero de 2014, la cantidad de llamadas mensuales a centros de intoxicación relacionadas con los líquidos de los cigarrillos electrónicos con nicotina aumentó de 1 a 215. Más de la mitad involucraba a niños menores de 5 años y el 42 por ciento de las llamadas, a personas de 20 años y más.

La intoxicación relacionada con los cigarrillos electrónicos implica el líquido que contiene nicotina y que se utiliza en los dispositivos. Puede ocurrir de tres maneras: por ingestión, inhalación o absorción a través de la piel o los ojos.


Síntomas que indican que su hijo podría estar usando cigarrillos electrónicos.

A diferencia del humo, las cenizas y los olores delatores del uso de tabaco, que son fáciles de detectar, el uso de cigarrillos electrónicos es menos obvio. Algunos vapores de los cigarrillos electrónicos no tienen ningún aroma, pero otros sí. Estos son algunos indicios de que su niño o adolescente podría estar usando cigarrillos electrónicos, cortesía de tobaccosolutions.com, yahoo.com y cafemom.com.

Un aroma dulce pero difícil de explicar.

Esto es producto de líquidos para cigarrillos electrónicos con sabor a goma de mascar, chocolate, sandía, menta, fruta, postre u otros aromas dulces. Si huele algo así, pero no hay ningún recipiente de jugo u otros productos cerca, probablemente su niño ha estado usando cigarrillos electrónicos.

Bolígrafos con apariencia inusual.

En general, los bolígrafos vaporizadores, con agujeros en ambos extremos y entradas para recarga, son de colores brillantes y parecen una memoria USB, un bolígrafo o un lápiz óptico. Si encuentra un dispositivo extraño que se parece a un bolígrafo en la habitación de su hijo o en su posesión, es casi seguro que está usando un bolígrafo vaporizador.

Baterías recargables.

Los cigarrillos electrónicos requieren carga y, a menudo, se necesitan cargadores especiales que vienen en distintos tamaños y diseños. Si su hijo tiene un cargador o baterías electrónicas que no puede explicar para qué son, podría ser un cargador de bolígrafo vaporizador.

Atomizadores desechados.

Los atomizadores convierten el líquido dentro de los cigarrillos electrónicos en vapor, pero con el tiempo se queman y deben reemplazarse. Si ve atomizadores en la basura o en la habitación de su hijo, eso claramente indica que está usando cigarrillos electrónicos.

Bobinas y algodón.

Cuando se rellena un bolígrafo vaporizador con líquido, se puede usar algodón orgánico, viales de plástico vacíos o cables delgados de metal o bobinas. Si encuentra estos elementos y no recibe una explicación satisfactoria, probablemente su hijo esté usando cigarrillos electrónicos.

Sed excesiva.

El propilenglicol es uno de los principales ingredientes de los cigarrillos electrónicos. También es un compuesto higroscópico, es decir, que atrae y absorbe las moléculas de agua, lo que provoca un estado de sequedad en la boca constante en los niños que usan cigarrillos electrónicos.

Sangrado de nariz.

La piel seca es otro efecto adverso común causado por el efecto de la absorción del agua del propilenglicol en los vapores del cigarrillo electrónico. Esto incluye conductos nasales secos que pueden provocar el sangrado de nariz.

Sensibilidad a la cafeína.

Los usuarios de cigarrillos electrónicos pueden desarrollar sensibilidad a la cafeína, que puede producir una reducción en el consumo de refrescos o bebidas energizantes. Si su niño o adolescente deja de beberlos, podría ser una señal de que está usando cigarrillos electrónicos.


Cómo hablar con sus hijos.

Según un artículo publicado en octubre de 2015, en el informe U.S. News & World Report, cuando habla con sus hijos adolescentes sobre el uso de cigarrillos electrónicos, debe hacerlo de forma relajada. No tiene que hacer una pregunta directa o sentenciosa. El artículo menciona a la Dra. Laura Offutt, fundadora de Real Talk With Dr. Offutt, un sitio web de salud para adolescentes. "'He leído esto y tengo curiosidad sobre lo que hayas escuchado al respecto', '¿conoces a algún chico que use cigarrillos electrónicos?', o '¿qué piensan tus compañeros de clase sobre los cigarrillos electrónicos?' son formas agradables de iniciar esa conversación".

En el mismo artículo, la pediatra Pia Fenimore junto con Lancaster Pediatric Associates de Pensilvania coincide en que los padres deben dejar la conversación con un final abierto. "No haga una pregunta que tenga por respuesta sí o no. Porque los adolescentes buscarán la forma de contestar con un sí o con un no. Y en ese caso, realmente no llegará a nada".

Los adolescentes de hoy comprenden mucho más sobre la salud, dice Fenimore. "Cuando se les dice que la nicotina puede provocarles presión arterial elevada, fatiga y cambios de humor repentinos, y que eso puede dar lugar a una adicción de por vida, costosa y que daña la salud, ellos quieren evitar pasar por eso".

Haga énfasis en la gravedad del uso de cigarrillos electrónicos, expresa Fenimore, como una decisión que no se toma por un capricho, sino que trae posibles consecuencias y problemas para toda la vida. "No es como beber un granizado o algo que te gusta por el sabor", manifiesta la pediatra. "Esta es una droga seria".

Por último, dé el ejemplo. Si no quiere que sus hijos fumen cigarrillos electrónicos, usted tampoco debería hacerlo. "Los hijos de las personas que usan productos como vaporizadores y productos con nicotina tienen más probabilidades de usarlos", explica Fenimore. "Es menos probable que escuchen a personas como yo y a sus maestros si sus padres están enviando (quieran o no) el mensaje subliminal: 'Bueno, en realidad está bien'".

Arriba

Mapa interactivo

Ver

Mapa de estilos de vida saludables

Haga de la vida saludable su destino diario. Nuestro mapa de bienestar le indicará dónde encontrar productos agrícolas locales en mercados de productores cerca de su área. También incluye gimnasios y parques locales.

Ver

Próximo paso

Leer el blog

Blog de Healthy Delaware

El blog de Healthy Delaware ofrece noticias y consejos para mantenerse sano.

Leer el blog