Factores de riesgo, síntomas y prevención

Según los CDC, la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte entre la mayoría de los adultos estadounidenses —independientemente del sexo, la raza o el grupo étnico— y se cobra la vida de más de 630,000 personas por año. Representa uno de cada cuatro fallecimientos. No se arriesgue a convertirse en otra estadística. Descubra si está en riesgo.


Los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Entre los factores de riesgo que no pueden controlarse se encuentran la edad, el grupo étnico y la herencia (podría tener una predisposición genética a padecer la enfermedad cardiaca). Pero la enfermedad cardiaca también puede ser causada por factores que pueden controlarse o modificarse.

  • Comportamientos como fumar o beber demasiado alcohol
  • Una mala dieta, como comidas rápidas o alimentos procesados que contienen grasas trans o saturadas, alimentos con demasiada sal o azúcar
  • Exceso de peso u obesidad
  • Afecciones crónicas como la diabetes
  • Inactividad, falta de ejercicio u otros factores controlables

Si no se ha controlado el corazón recientemente, hágalo. Y si corre riesgo de padecer enfermedad cardiaca, hable con un proveedor de atención médica para saber qué puede hacer al respecto.


Evalúe su riesgo de ataque cardiaco o enfermedad coronaria.

Conozca su riesgo.


Los tipos de enfermedad cardiaca más comunes:

  • Aneurisma: Un vaso sanguíneo debilitado o con una protuberancia que puede romperse.
  • Angina: Dolor en el pecho causado por una reducción en el suministro de sangre al corazón.
  • Arritmia: Latidos cardiacos irregulares.
  • Ateroesclerosis: Causada por acumulación de depósitos grasos en los vasos, que restringen el flujo sanguíneo.
  • Enfermedad cerebrovascular: Impide el flujo de sangre al cerebro.
  • Enfermedad cardiaca congénita: Malformación de nacimiento de las estructuras del corazón.
  • Enfermedad de las arterias coronarias: Causada por un estrechamiento de las arterias y obstrucción de los vasos que suministran sangre al corazón; provoca angina o ataque cardiaco.
  • Ataque cardiaco: Infarto de miocardio causado por una interrupción en el suministro de sangre al corazón.
  • Insuficiencia cardiaca: Una afección crónica que ocurre cuando los músculos del corazón están demasiado dañados como para bombear adecuadamente sangre a todo el organismo.
  • Hipertensión: Presión arterial elevada que puede dejar una marca, estrechar o endurecer las arterias.
  • Enfermedad cardiaca inflamatoria: Causada por una infección o toxinas; inflama los músculos del corazón.
  • Enfermedad cardiaca isquémica: Causada por el estrechamiento de las arterias, que disminuye el suministro de sangre al corazón.
  • Enfermedad pericárdica: Inflamación o acumulación de líquido alrededor del saco que recubre el corazón.
  • Enfermedad arterial periférica: Causada por la ateroesclerosis, produce dolor en las piernas.
  • Enfermedad cardiaca reumática: Causada por fiebre reumática; daña las válvulas del corazón.
  • Accidente cerebrovascular: Causado por la interrupción en el suministro de sangre al cerebro; priva al cerebro de oxígeno.
  • Ataque isquémico transitorio: Breve obstrucción del flujo de sangre al cerebro; causa entumecimiento o debilidad temporales.
  • Enfermedad cardiaca valvular: causada por infección o fiebre reumática; produce estrechamiento, regurgitación o cierre incorrecto de las válvulas.

Síntomas de las enfermedades cardiacas.

  • Angina: dolor sordo o de intenso a agudo o molestia en el pecho
  • Dolor en el cuello/la mandíbula/la garganta (mujeres)
  • Dolor en la parte alta de la espalda o el abdomen
  • Arritmia: sensación de agitación o palpitaciones
  • Insuficiencia cardiaca: dificultad respiratoria, fatiga, hinchazón de las extremidades
  • Ataque cardiaco: dolor de intenso a agudo o molestia en el pecho, indigestión, acidez estomacal, nauseas/vómitos, fatiga extrema, molestia en el tren superior, dificultad respiratoria
  • Accidente cerebrovascular: debilidad, parálisis, problemas para hablar o comprender lo que se dice, dificultad para ver de uno o ambos ojos, dificultad respiratoria, mareo, pérdida del equilibrio o la coordinación, pérdida del conocimiento o dolor de cabeza repentino e intenso

Prevención de enfermedades cardiacas.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDCP), puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiacas tomando decisiones saludables y controlando las afecciones que pueda padecer. Estos son tres enlaces a información importante de los CDCP.


Los beneficios directos de la actividad física para la salud.

Importantes investigaciones de estudios gubernamentales demuestran de manera contundente que la actividad física regular puede reducir el riesgo de afecciones y mejorar la salud cardiorrespiratoria y metabólica, así como también la expectativa de vida, los niveles de energía y el bienestar espiritual y emocional. Haga clic en estos enlaces para obtener más información.


Información sobre las enfermedades cardiacas en hombres.

Tasas de muerte por enfermedad cardiaca en hombres, entre 2011 y 2013; promedio ajustado según la edad de muertes por año cada 100,000 entre hombres de 35 años de edad y más, por condado. Las tasas varían de 108.9 a 1262.6 cada 100,000. El mapa muestra que las concentraciones de condados con tasas más altas de muerte por enfermedad cardiaca (el quintil superior) se encuentran principalmente en Alabama, Misisipi, Luisiana, Oklahoma, el sur de Georgia, el este de Kentucky y partes de Arkansas y Tennessee.
  • La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte entre hombres en EE. UU.
  • Aproximadamente el 8.5 por ciento de los hombres caucásicos, el 7.9 por ciento de los hombres afroamericanos y el 6.3 por ciento de los hombres mexicano-estadounidenses tienen enfermedad cardiaca coronaria.
  • El 50 por ciento de los hombres que mueren de forma repentina de enfermedad cardiaca coronaria no presentaban síntomas.
  • Entre el 70 y el 89 por ciento de los eventos cardiacos repentinos se da en hombres.

Información sobre las enfermedades cardiacas en mujeres.

Tasas de muerte por enfermedad cardiaca en mujeres, entre 2011 y 2013; promedio ajustado según la edad de muertes por año cada 100,000 entre mujeres de 35 años de edad y más, por condado. Las tasas varían de 67.6 a 931.9 cada 100,000. El mapa muestra que las concentraciones de condados con tasas más altas de muerte por enfermedad cardiaca (el quintil superior) se encuentran principalmente en Alabama, Misisipi, Luisiana, Oklahoma, el sur de Georgia, el este de Kentucky, el noreste de Nevada y partes de Arkansas y Tennessee.
  • La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte entre mujeres en EE. UU.
  • Aproximadamente el 8.5 por ciento de las mujeres caucásicas, el 7.6 por ciento de las mujeres afroamericanas y el 5.6 por ciento de las mujeres mexicano-estadounidenses tienen enfermedad cardiaca coronaria.
  • El 64 por ciento de las mujeres que mueren de forma repentina de enfermedad cardiaca coronaria no presentaban síntomas.
  • Entre el 21 y el 30 por ciento de los eventos cardiacos repentinos se da en mujeres.

Los esfuerzos de salud pública de los CDC.

Los CDC apoyan los esfuerzos de la iniciativa Acciones de Salud Pública Estatales para Prevenir y Controlar las Enfermedades Crónicas (State Public Health Actions to Prevent and Control Chronic Diseases). Es un programa nacional para reducir los factores de riesgo relacionados con la obesidad en niños y adultos, la diabetes, la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular. Mediante un subsidio federal, los 50 estados y el Distrito de Columbia reciben fondos y ayudan a prevenir estas enfermedades crónicas y a hacer que la vida sana sea más fácil para todos los estadounidenses. Más información.

El programa WISEWOMAN es administrado a través de la División para la Prevención de Enfermedades Cardiacas y Accidentes Cerebrovasculares (DHDSP) de los CDC. Proporciona a mujeres de bajos ingresos, con seguro insuficiente o sin seguro con factores de riesgo de enfermedades crónicas exámenes de detección, programas de estilo de vida y servicios de derivación, con el fin de prevenir las enfermedades cardiovasculares. El principal grupo etario es de mujeres de 40 a 64 años. Más información.

Million Hearts es otra iniciativa nacional, patrocinada por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos. Proporciona a los estadounidenses información sobre la hipertensión y su relación con la enfermedad cardiaca, así como la prevención o el control de la afección, los costos y las consecuencias, y datos e informes valiosos. Más información.


Claves para la prevención de enfermedades cardiacas.

  • Verificar el nivel de colesterol: Una vez cada cinco años, como mínimo.
  • Controlar la presión arterial: Contrólela al menos una vez cada dos años.
  • Controlar la diabetes: Controle la concentración de azúcar en sangre; considere la posibilidad de realizar cambios en su estilo de vida.
  • Tomar los medicamentos: Siga estrictamente las instrucciones de su médico y nunca deje de tomar medicamentos sin consultar antes con su médico, enfermero o farmacéutico.
  • Hablar con su equipo de atención médica: Trabajen en conjunto para prevenir o tratar las afecciones que llevan a la enfermedad cardiaca.
  • Obtener la información más reciente: Lea el informe de womenshealth.gov.

Cómo manejar el estrés.

Según la Asociación Americana del Corazón (AHA), las inquietudes, la ansiedad y las emociones negativas afectan la respuesta del organismo ante el estrés. Esto puede convertirse en un problema cuando da señales constantes de peligro sobre cuestiones que no son necesariamente una amenaza, al punto de avasallar nuestra salud, bienestar o pensamiento, e incluso nuestro sistema cardiovascular.

Obtenga información sobre las técnicas de manejo del estrés de la AHA aquí.


Hábitos saludables para el corazón.

  • Dieta saludable: Obtenga información aquí sobre el enfoque dietético para detener la hipertensión (DASH), que ofrece las más recientes pautas del gobierno para una alimentación saludable.
  • Peso saludable: Determine el mejor peso para su tipo de cuerpo y altura utilizando la calculadora de índice de masa corporal para adultos.
  • Actividad física: Se recomienda que dedique al menos 30 minutos por día a caminar, andar en bicicleta o hacer ejercicio aeróbico.
  • No fumar: Abandone el hábito ahora mismo. El tabaco daña todos los órganos del cuerpo, especialmente el corazón y los vasos sanguíneos.
  • Limitar el consumo de alcohol: Con el tiempo, el consumo excesivo de alcohol puede causar presión arterial elevada, enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular, enfermedad hepática y problemas digestivos.

Más información disponible aquí:

Arriba